22.05.2019 / Noticia

Todo en el marco: así se optimiza la zona aislante

La separación térmica y el aislamiento térmico eficientes de ventanas de aluminio apenas es apreciable desde fuera, a pesar de ello, la misma es el factor clave para vivir confortablemente y ahorrar energía. Mediante la unión de los perfiles exteriores e interiores del sistema de metal a través de perfiles insulbar, se crea una zona aislante en el interior de ese conjunto ensamblado del marco. En el diseño de esta zona, el proyectista tiene a disposición diversas posibilidades para optimizar el aislamiento térmico y aplicar constructivamente un coeficiente Uf deseado. En el punto central se encuentran los diferentes tipos de transmisión del calor.

Los 3 tipos de transmisión del calor

Calor es la energía que fluye constantemente hacia la temperatura más baja mediante la conducción del calor (transmisión), el flujo térmico o el arrastre de calor (convección) y la radiación (emisión).

Ejemplo sobre el principio de la conducción del calor en la separación térmica de sistemas de metal: una olla con agua caliente.
La conducción del calor depende del material. La energía se transmite en cuerpos sólidos mediante el movimiento más intenso de las partículas. La energía calorífica se transmite de esta forma a las partículas vecinas. Ejemplo: calentamiento de agua en una placa de cocina.
Ejemplo sobre el principio de la convección en la zona aislante de un conjunto ensamblado de metal: una habitación calentada.
En la convección, la energía calorífica es transportada por un fluido fluyente (líquido o gaseoso). Un indicador típico es la célula convectiva en la que un líquido o gas circula en un circuito entre la fuente y el sumidero de calor. Ejemplo: circulación de aire en un espacio calentado.
Ejemplo sobre el principio de la radiación del calor en la separación térmica de perfiles de metal para ventanas y fachadas: un termo.
En la radiación de calor, la energía se transporta por ondas electromagnéticas (en la mayoría de casos luz infrarroja). Ejemplo: la superficie azogada interior de los termos disminuye la pérdida de calor por radiación mediante la reflexión.

 

Optimización de la zona aislante

Para el aislamiento eficiente adaptado a cada necesidad es necesaria la combinación y la coordinación de precisión de muchos parámetros de influencia diferentes en el sector del aislamiento. Aquí se parte principalmente de la base de los diferentes tipos de transmisión de calor (ver ilustración).

Mirada a la zona aislante de una esquina de ventana de perfiles de aluminio separados térmicamente con insulbar.

•    Para minimizar la conducción del calor se utilizan materiales con baja conductividad térmica y alta resistencia mecánica, por ejemplo poliamida 66 reforzada con fibra de vidrio.

•    La  reducción de los espesores de las pared y el aumento de las profundidades del aislamiento de estos perfiles aislantes son otras posibilidades para reducir  el paso de calor por transmisión.

•    Una reducción de los espacios huecos dentro de la zona aislante minimiza la circulación de aire, es decir, la convección. Los perfiles aislantes con cámaras huecas o aquellos con banderas orientadas hacia dentro generan estas pequeñas células convectivas.

•    Un camino muy efectivo es la utilización de perfiles con bandera en la que hay colocada una delgada lámina Low-E. Esta lámina de aluminio procura una alta reflexión de la radiación térmica y tiene un efecto similar a la del principio del termo.

Paso a paso al coeficiente Uf deseado

La ilustración 5 muestra mediante ejemplos de secciones cómo con las medidas arriba citadas, con ayuda de los perfiles aislantes insulbar de Ensinger, se puede optimizar termotécnicamente paso a paso el coeficiente Uf. Mediante la modificación de los diferentes parámetros, el coeficiente de conducción del calor se reduce hasta el valor objetivo deseado.

Minimización paso a paso del coeficiente Uf de un sistema de metal mediante la optimización de parámetros de influencia individuales en la separación térmicaIlustración 5: Paso a paso al coeficiente Uf deseado: Mediante la modificación de los diferentes parámetros, el coeficiente de conducción del calor se  reduce hasta conseguir el valor objetivo deseado.

Conclusión: ¡La combinación lo consigue!

Para separar marcos de aluminio de forma térmicamente eficiente, el desarrollador tiene muchas posibilidades, pero ha de combinar los diferentes tornillos de ajuste entre sí. Pues la optimización termotécnica en virtud de un solo factor de influencia tiene muchos límites funcionales y mecánicos. Por ejemplo, son necesarios determinados espesores de pared mínimos para garantizar la resistencia mecánica necesaria del perfil termoaislante. También pueden repercutir con efecto limitante en la construcción de la zona aislante una especificación de costes determinada. Pero si se coordinan entre sí con precisión los citados factores de influencia, en la combinación se pueden alcanzar el aislamiento térmico óptimo y el coeficiente Uf deseado en la anchura visible correspondiente. De esta forma se puede ahorrar valiosa energía y, al mismo tiempo, mejorar claramente el confort en la vivienda.

Si desea saber más sobre las posibilidades de optimización de la separación térmica, ¡estaremos encantados de poder contestar a sus preguntas! Nuestros expertos en técnica de aplicaciones le mostrarán con gusto sus posibilidades.