14.10.2019 / Noticia

Camino a Mercurio

Desde hace casi un año, "BepiColombo" está de camino a Mercurio. La sonda espacial transporta dos satélites que han de investigar el campo magnético y la superficie del planeta más pequeño y cercano al sol. La misión, denominada en honor al matemático e ingeniero italiano Guiseppe "Bepi" Colombo, es un proyecto conjunto de la Agencia Espacial Europea ESA y la Agencia Japonesa de Exploración Espacial JAXA.

Menos 270 °C en el lado de Mercurio opuesto al sol y hasta 400 °C en el lado expuesto al sol, este rango de temperaturas pone al material ante enormes retos. Para que la sonda espacial resista la fuerte carga, se tuvo que desarrollar un sistema de control térmico,  concebido de forma que las máximas temperaturas a las que están sometidos los sensores y otros componentes sensibles no sobrepasen los 250 °C en ninguna fase de la misión.

Sonda espacial camino de MercurioEn la sonda espacial "BepiColombo", un plástico especial de Ensinger se encarga del desacoplamiento térmico y garantiza que sensores y otros componentes sensibles estén protegidos ante temperaturas de hasta 400 °C. Ilustración: ESA 

Del desacoplamiento térmico se encargan discos anulares de TECASINT 1011. El material de poliimida elaborado por Ensinger se caracteriza por una resistencia térmica de larga duración extremadamente alta y una desgasificación reducida. Incluso en el caso de calentamiento a 350 °C durante un corto período de tiempo, este plástico no se ablanda. Esta propiedad es necesaria para mantener la elevada fuerza de atracción de las fijaciones durante todo el tiempo de vuelo de BepiColombo.

El giro hacia las órbitas objetivo está programado para diciembre de 2025. En ese momento, la sonda espacial habrá recorrido un trayecto de 9000 millones de kilómetros.

¡Buen viaje BepiColombo!