07.03.2016 / Noticia

¡Ensinger cumple 50 años!

Desde sus comienzos en un garage de Ehningen, una pequeña localidad en el suroeste de Alemania, en medio siglo, Ensinger ha pasado de ser una pequeña empresa a convertirse en un grupo empresarial internacional. En la actualidad, la empresa está representada con plantas de producción y sucursales de ventas en las regiones industriales más diversas. En el pasado ejercicio comercial, los 2.300 trabajadores obtuvieron una facturación de 391 millones de euros.
En 1966, Wilfried Ensinger inició su propia empresa en Ehningen, cerca de Stuttgart.
Un hito importante en la historia de la empresa fue el desarrollo de los perfiles termoaislantes insulbar®. En los años setenta, fabricantes de ventanas y fachadas de aluminio buscaron durante bastante tiempo soluciones para el aislamiento térmico de sus perfiles de metal. Motivo por el que en 1974, Ensinger ya comenzó con el desarrollo de una tecnología de extrusión para la transformación de poliamida reforzada con fibra de vidrio para obtener perfiles de precisión. Las disposiciones y normas de homologación se elaboraron en paralelo, en estrecha colaboración con BASF, Wicona, el Instituto Federal de Investigaciones y Ensayos de Materiales (BAM) y el instituto ift de Rosenheim en Alemania. En diciembre de 1977, Ensinger ya estuvo en condiciones de entregar los primeros perfiles aislantes fabricados en serie. Los perfiles termoaislantes fabricados inicialmente en Nufringen y desde 1988 en Cham constituyen hasta la fecha un pilar sólido de la empresa.
En un garage, Ensiger desarrolló nuevos métodos de extrusión en instalaciones diseñadas y construidas por su propia cuenta. Desde el comienzo, el ingeniero mantuvo una estrecha colaboración con los fabricantes de materias primas y usuarios de plásticos.
Los hitos de la historia de la empresa esbozan una empresa familiar que nunca se ha dado satisfecha con lo conseguido. El constante perfeccionamiento de productos y desarrollos de producción, así como el fomento del potencial de sus trabajadores forman parte de sus directrices desde los primeros años.